Pensamiento lateral

Hola, ahora que está lloviznando, es bueno pensar de otro modo. 

Tenemos estructuras de razonamiento que no nos permiten dar soluciones diferentes.

Les dejo una situación que deben resolver:

¿Qué barbero elegir?

Carlos iba de camino a la Costa del Sol, a pasar unas vacaciones, cuando, al atravesar un pueblo, se le averió el coche. Mientras se lo arreglaban, decidió hacerse cortar el pelo.

El pueblo sólo tenía dos barberías, la de Pepe y la de Tony. Carlos echó una ojeada por la luna de la barbería de Pepe. El espectáculo no fue de su agrado. Pensó: “¡Vaya suciedad! Hay que limpiar el espejo, el suelo está lleno de pelo, el barbero está sin afeitar, y lleva un corte de pelo horrible.”

No es de extrañar que Carlos se marchara de allí, y fuera a dar un vistazo a la peluquería de Tony. Carlos miró a través del escaparate. Al verla pensó: “¡Qué diferencia! El espejo está limpio, el suelo bien barrido y Tony lleva un corte de pelo perfecto.”

Pero Carlos no entró a la peluquería de Tony. Regresó en cambio a la otra peluquería, pese a lo sucia que estaba, para que le cortaran el pelo allí.

¿A qué obedece su conducta?

La solución en una próxima entrega.

Saludos

La Dirección

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s