Los nuevos hábitos tecnológicos afectan al cuerpo y las emociones

foto perfil.com

Así como un martillo puede servir para construir una mesa pero también para golpear a una persona, toda tecnología esconde una doble funcionalidad. En el contexto actual, a medida que los artefactos e invenciones parecen llegar para simplificar la vida y hacernos más libres, manifestaciones cada vez más corrientes comienzan a indicar lo contrario. Internet, el gran avance tecnológico de los últimos tiempos, pone en evidencia esta problemática.

Cuatro décadas después de su surgimiento, 2.080 millones de personas están conectadas a la Web en el mundo entero. Y mientras el tráfico de información es constante, cabe preguntarse por la naturaleza de esta herramienta. Si bien se trata de un espacio descentralizado que posibilita la libertad de acción, Marcelo J. García, coordinador del Departamento de Comunicación de la Sociedad Internacional para el Desarrollo, remarca que “Internet es técnicamente un espacio público más poderoso que la plaza clásica: es amplia, infinita e ideal para el debate de ideas. Sin embargo, la lógica que predomina en su expansión es comercial, con lo cual quien quiere acceder debe pagar entrada. En ese sentido, es por momentos más un parque de diversiones que un foro público”.
 
Les dejo el link para leer la nota completa:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s